martes, 23 de mayo de 2017

Los Alcaldes y su labor

 Los Alcaldes  y su labor

 Prof. Jorge Luis Macías Fonseca

 Docente Universitario

                                                                  Jorge101@cwpanama.net

 

La figura estelar de la administración municipal la constituye el alcalde. Si no hay claridad en esto, las acciones que se emprendan tendrán pésimos resultados. Jugar a ser alcalde, como en efecto ocurre en muchos distritos del país es acabar con las esperanzas de los ciudadanos que esperan una municipalidad robusta y exitosa.

No se trata de ser un genio en administración pública, sino de tener una comprensión de la realidad municipal y un proyecto de desarrollo producto del consenso con la comunidad, la cual-a fin de cuentas-será la beneficiada.

Un buen alcalde, independientemente de su posición política, recibirá la aceptación cuando su labor sea eficiente. Precisamente lo que busca el ciudadano es que el jefe de la comuna sea un líder con una visión que alcance a observar más allá de  estrechos límites, que tenga vocación democrática y que  tenga un concepto  de buena administración, sin trivialidades e inconsistencia, como suele ocurrir en muchos casos.

Será necesario hacer un balance en su conjunto de la labor de los alcaldes en Panamá. Tal vez los resultados no serán los mejores.  Y es que hay que entender que el desarrollo del país, debe sustentarse sobre el de los distritos. Eso explica porque deberá contar con los suficientes recursos económicos y humanos para hacer el progreso.

Interesante resultó una entrevista en un programa televisivo hecha al alcalde del distrito capital y la labor desarrollada para reivindicar espacios públicos, en una tarea nada fácil por los intereses de los que realizan alguna labor económica de pequeña escala. La desmovilización-tal vez- hubo de afectar a esa parte interesada y el alcalde corrido  un riesgo político. No obstante lo hecho pareciera rentable al distrito que regenta.

Igual fue la entrevista al alcalde de Chitré, quien con mucha propiedad expuso sobre sus proyectos y la labor que viene desarrollando.

Precisamente eso es lo que espera el ciudadano de sus funcionarios en los cuales depositaron su confianza. Pero mientras eso ocurre en otros lugares, yo sigo indagando sobre los proyectos, programas y acciones del alcalde del distrito de Colón. Apostando a la chocarrería, a lo fútil, y a la tosquedad se desarrolla un trabajo alcaldicio que debe apurar el paso para acabar. Nada positivo puede advertirse para el distrito de Colón, producto del accionar del burgomaestre colonense.

Actualmente se desarrolla una enmarañada “renovación urbana”, con exclusión humana que ha desordenada radicalmente la ciudad de Colón, por lo que la sociedad que se ha visto altamente afectada no tiene información sobre la finalización de este trauma que se suma ya a la cantidad de muchísimos problemas que se tiene. El alcalde guarda absoluto silencio. De pronto lo más trascendente que pueda recordar ahora la comunidad fue el cierre de la entrada de Colón para la celebración de su fundación lo cual produjo un monstruoso tranque vehicular con consecuencias desfavorables para la comunidad.

En Colón urgentemente hace  falta un alcalde que promueva el desarrollo del distrito el cual tiene todo un potencial, pues aquí se dan una serie de actividades económicas importantes que ayudan a las arcas oficiales y muy poco a quien la genera.