sábado, 26 de noviembre de 2016

Línea discursiva de gobierno, influenciada por Martinelli.

 Cada gobierno tiene su estilo, su manera y forma como maneja la línea discursiva. Pues detrás existe una estructura de carácter política, sobre la que se sustenta la oferta electoral.
Al final, quienes ostentan el poder, pueden optar por dos decisiones; la primera: Cumplir con su misión de 5 años, o segundo: Crear una corriente política, que produzca seguridad jurídica, y evite el poder absoluto se vuele va a enseñorear del país.
Como punto de referencia, cosa que ya no me sorprende, el partido Panameñista, al cual pertenezco, definió entregar la vocería a partícipes, los mismos (as) que manejaron la línea discursiva del CAMBIO DEMOCRÁTICO, pues se entiende que por el hecho de brindar servicio en televisoras y medios digitales, eran idóneas para consignar las bondades de la estrategia económica de mayor relevancia del gobierno de Valera.
Sobre lo anterior, se respeta; pero en esencia que se busca?
Cumplir como mencioné anteriormene o dejar un legado y corriente política?
Lo dejo por ahora así!

Hasta la victoria siempre!

América Latina ha perdido a una de sus figuras emblemáticas. Fidel, un luchador que no le importo la grandeza ni alardes del oponente, sino la firmeza de sus principios y creencias. Un líder que solo aparecía en los medios para promover aportes profundos de lo que denominó "La revolución". Hoy inicia el juicio histórico del que ya había anunciado su inocencia, y la cual comparto; pues deja un legado de hombres que se niegan a ceder ante las injusticias y deslealtades de los sistemas políticos, que parecieron estar diseñados, en comparación a "La revolución" para asfixiar a los desamparados. 
Sigue la Revolución, sin tregua, sin temores.
Los mártires no se lloran, se imitan en el combate.